Saltar al contenido
Dieta Cetogénica

Receta de fresas con chocolate

Fresas con chocolate

Las fresas con chocolate son el plato perfecto para comer entre horas como almuerzo o merienda. Ya sé que te había dicho que la fruta te puede subir el azúcar en sangre, pero la fresa es la fruta con menos fructosa y que mejores reacciones glucémicas suele tener. Así que si te quieres dar un capricho diferente de vez en cuando, esta es una opción deliciosa.

Ingredientes para las fresas con chocolate

Ingredientes para dos personas:

  • 300  gramos de fresas.
  • 150 gramos de chocolate NEGRO SIN AZÚCAR.
  • 3 cucharadas de aceite de coco
  • 50 gramos de mantequilla clarificada.

Preparación de las fresas con chocolate

  1. Para esta receta puedes usar cualquier método que derrita el chocolate y la grasa, pero te recomendamos el horno. Lo primero será precalentarlo a unos 200º C durante 10 minutos. Ahora hay que lavar las fresas sin cortarles el rabo, y las dejamos en un recipiente para que se sequen.
  2. En un bol hondo y pequeño ponemos el chocolate y el aceite de coco, y en otro las fresas, y lo metemos al horno un par de minutos hasta que se derrita. Lo sacamos del horno y lo removemos para que se mezcle.
  3. Ahora el procedimiento a seguir es huntar las fresas en el chocolate y a disfrutar.

Consejos

  • No te recomendamos este plato por la noche, ya que el chocolate puede ser algo excitatorio (a no ser que tengas otras cosas mejores que hacer que dormir esa noche).
  • Si quieres algo más de variedad, también puedes añadir otros frutos rojos saludables bajos en fructosa, como arándanos, moras silvestres o frambuesas. Aunque si quieres mantenerte en cetosis te recomendamos vigilar la cantidad (no sobrepasar los 100 gramos por persona de una vez).
  • Hay muchos momentos que puede ser idóneos para este aperitivo: en el desayuno, almuerzo, la hora de la merienda o incluso como preentreno antes de tu actividad física intensa.

¡Sorprende a tu pareja!

  • Si tu pareja está intentando entrar en cetosis, esta es la opción ideal para prepararle por la mañana y llevarle el desayuno a la cama. Además es probable que las propiedades organolépticas del chocolate os estimulen a ambos para quemar calorías después del desayuno.

Los primeros españoles que fueron a América estaban maravillados por el cacao y el chocolate, esa bebida mágica que hacía caminar a los hombres con altos niveles de energía durante días. Desde entonces, se comenzó a importar el chocolate a Europa debido a sus beneficios. Lo que hoy en día se suele consumir como chocolate, no tiene nada que ver con el chocolate en realidad.

Y tú, ¿ya has probado las fresas con chocolate? Déjanos un comentario y te responderemos lo antes posible.