Saltar al contenido
Dieta Cetogénica

Hígado Encebollado

Higado-encebollado

El hígado encebollado que vas a preparar, te puede aportar más vitaminas del grupo B que cualquier otro alimento en este planeta. El hígado es el alimento más nutritivo que existe y sus vitaminas tienen una gran biodisponibilidad en nuestro organismo. ¿Sabías que cuando un lobo o un tigre cazan una presa lo primero que se comen es el hígado? Ellos saben perfectamente que esta es la parte más valiosa de cualquier animal.

Ingredientes para preparar el hígado encebollado

  • 400 gramos de hígado de ternera o cordero.
  • Una cebolla blanca grande o 3 cebollas rojas pequeñas.
  • 3 dientes de Ajo
  • 50 gr de pimiento rojo.
  • Sal y pimienta.
  • 3 o 4 cucharadas soperas de Aceite de coco o manteca de cerdo.

Preparación del Hígado encebollado

  1. Lo primero, hay que cortar el hígado en trozos medianos, del tamaño de un dedo pulgar, a continuación le agregamos la sal y la pimienta, y lo removemos para que se mezcle. Ahora nos vamos a por el resto de ingredientes.
  2. Es el momento de poner la sartén a calentar, vertemos un par de cucharadas de aceite de coco virgen extra y dejamos que se caliente a baja temperatura. Siempre con cuidado de que no se queme.
  3. Mientras se calienta la sartén, cortamos las verduras en forma de tiras, con una anchura de entre 2 y 3 centímetros. En cuanto el fuego esté listo, metemos los vegetales cortados en la sartén y los vamos sofriendo a fuego lento durante unos 10 minutos, removiéndolos cada poco  y dándoles la vuelta para que se cocinen de manera uniforme.
  4. Por último añadimos el hígado y el ajo al sofrito, subimos la temperatura a fuego medio y vamos removiendo la mezcla durante unos 5 minutos. Ya tenemos nuestro hígado encebollado listo para emplatar.

Consejos para preparar el hígado con cebolla

Depende de como te guste, puedes cortarlo en trozos más pequeños o más grandes. Si lo cortas más grande, quedará más jugoso y retendrá más vitaminas, ya que gran parte de estas se oxidan al someterlo a temperaturas demasiado altas. Si no te gusta demasiado, el sabor te puede resultar fuerte, entonces lo puedes cortar más pequeño y se cocinará más rápidamente en el interior. Si no le prestas atención puede quedar demasiado seco rápidamente. Lo mejor para saber el punto ideal, es probarlo.

¿Sabías que en México lo preparan con Chile?

Si has estado en México, supongo que sabrás que a nuestros amigos mejicanos, les encanta añadir picante a la mayoría de platos, y el hígado no iba a ser menos. Así que si le quieres dar un toque diferente puedes añadirle un poquito de chile a tu hígado encebollado, ¡y a disfrutar! En el vídeo puedes ver como estos mejicanos disfrutan de un buen hígado a la mejicana.

Y tú, ¿ya has preparado tu hígado con cebolla y verdura? ¿Tienes alguna idea más? Déjanos un comentario y te responderemos lo antes posible.