Saltar al contenido
Dieta Cetogénica

El Ayuno: Cómo aplicarlo correctamente

Ayuno intermitente

Todo el mundo habla de los beneficios del ayuno intermitente y del ayuno terapéutico de agua, pero, ¿realmente es bueno para todo el mundo? Vamos a analizar todo sobre el ayuno: los diferentes tipos, cómo hacerlo y las contraindicaciones que puede tener el ayunar en algunos casos.

Comer cuando estás enfermo es alimentar tu enfermedad ― Hipócrates

¿Qué es el ayuno?

El ayuno simplemente consiste en no ingerir ningún tipo de alimento durante un periodo de tiempo determinado. De hecho, la dieta cetogénica es una simulación del ayuno, pero evitando los efectos secundarios que este podría tener a largo plazo.

Cuando el aparato digestivo del ser humano comenzó a disminuir debido al consumo de carne y grasa saturada, comenzó a aumentar el tamaño del cerebro, acumulando materia gris y aumentando la capa del neocortex. A diferencia de los herbívoros que se pasan el día comiendo y tienen un estómago y un intestino muy largo adaptado para ello, los animales carnívoros y omnívoros (como el oso o el hombre), tienen un sistema digestivo más corto y están adaptados a pasar periodos largos de tiempo sin consumir alimentos.

¿Te ha pasado que cuando enfermas no tienes hambre? En el momento en que necesitas curar cualquier tipo de ataque vírico, tu cuerpo quiere aumentar la capacidad de reparación mediante el ayuno, e ingerir grandes cantidades de comida muy a menudo ralentizará o frenará por completo el proceso de curación.

Cualquiera que tenga un perro sabe que cuando el animal está enfermo o se siente decaído, no suele tener hambre. Muchos animales ayunan durante largos periodos, especialmente cuando se encuentran heridos o enfermos, en este caso el proceso de sanación se acelera y aumentan la producción de vitamina C de su cuerpo unas 10 veces más de lo habitual en algunos casos.

El ayuno es el mayor remedio, el médico interior. La Naturaleza cura, el médico ayuda. (Paracelso, reconocido médico suizo y padre de la medicina occidental, apoyaba y practicaba el ayuno).

Beneficios del Ayuno

Ayuno adelgazar
El conocido atleta Thomas Delauer comenzó a llevar un estilo de vida saludable debido a sus problemas de salud y ha cambiado radicalmente. Practica ayuno junto con dieta cetogénica.

El ayuno puede tener innumerables ventajas en el organismo humano, pero no tendrá el mismo efecto en cada persona. Estos son algunas de las ventajas más comunes que se suelen experimentar:

  • Mejora del funcionamiento del cerebro: Nuestros intestinos y nuestro cerebro están consumiendo energía constantemente y este consumo aumenta cuando se ingieren alimentos perniciosos. Si comemos cada poco y no le damos descanso a nuestro cuerpo, el rendimiento mental será menor.
  • Aumento de la hormona de crecimiento: Esta hormona es muy importante para la conservación de músculo, rejuvenecimiento, aumento del apetito sexual y quema de grasa. Se han hecho estudios en los que la producción de esta hormona se ha multiplicado incluso por 2000. Solamente con ayuno será difícil elevarla a estos niveles, para esto haría falta una buena combinación con ejercicios HIIT de alta intensidad.
  • Favorece el mantenimiento de la masa muscular: Al estar en cetosis y con una buena producción de hormona de crecimiento, la quema de grasa aumentará y se conservará el músculo.
  • Rejuvenecimiento: Especialmente durante periodos largos de tiempo, es una de las consecuencias de la cetosis y la autolisis celular.
  • Reparación de los órganos vitales internos: Nuestro hígado es el encargado de limpiar el organismo y si lleva años ingiriendo comida basura sin descanso, es muy probable que esté saturado y no pueda realizar bien su trabajo, esto hará que la grasa no se absorba correctamente y puede traer infinidad de problemas. Al ayunar, le damos tiempo a nuestro hígado y al resto de órganos vitales para que se reparen (ayuno acompañado de magnesio suele ser muy efectivo para expulsar piedras en los riñones).

Historia de la Dieta del ayuno

Antiguamente se pensaba que vaciar el estómago era llenar el aura, es decir, acercarse hacia la espiritualidad, abrir los chakras más elevados y conectar con lo divino.

Durante todo el proceso de evolución del ser humano, el ayuno ha sido una parte esencial para el desarrollo de la especie. A lo largo de la historia, todas las grandes civilizaciones antiguas practicaban el ayuno de diferentes formas con fines normalmente religiosos o de salud.

  • Los egipcios utilizaban esta práctica para curar las primeras enfermedades de la civilización como la sífilis. Para realizar los cultos sagrados de Isis y Osiris, se requería de una semana de ayuno como preparación espiritual.
  • Los filósofos griegos más importantes ayunaban de forma habitual. Sócrates, Platón y aristóteles creian que ayunar era algo fundamental para mantener un buen estado de salud. Pitágoras ayunó durante 40 días combinándolo con prácticas avanzadas de meditación, posteriormente exigía a sus alumnos un ayuno de 40 días a modo de iniciación para aceptarlos en su escuela.
  • Los sacerdotes antiguamente necesitaban realizar un periodo de 40 días de ayuno para poder ser aceptados.
  • Los padres de la medicina occidental Galeno e Hipócrates,  atribuían numerosos beneficios a la práctica del ayuno.
  • Los maniqueos ayunaban 7 días al mes (el número 7 es considerado sagrado en muchas culturas, está profundamente relacionado con los centros de energía del cuerpo).
  • Muchos grupos cristianos como los cátaros realizaban ayunos de forma muy frecuente. Hoy en día, algunas comunidades cristianas continúan practicándolo. Los protestantes solían ayunar durante días específico.
  • Grandes reyes y emperadores como el mismísimo Felipe II, realizaban el ayuno en días señalados.
  • En las culturas orientales el ayuno sigue siendo un modo de curación muy habitual y todas las religiones lo mencionan en sus libros sagrados: hinduismo, taoísmo, budismo, etc.
  • Incluso en la época de la Unión Soviética, en Rusia se utilizaba el ayuno para curar enfermedades físicas y psicológicas, habiendo miles de pacientes tratados con éxito.
ayuno beneficios
Imagen de Buda practicando ayuno. Se puede observar el aura grande en contrapartida con el estómago pequeño

Estos son solo algunos ejemplos destacados, pero realmente todas las grandes culturas antiguas realizaban periodos de ayuno de una u otra forma como modo de curación, preparación espiritual para actos sagrados, evitar catástrofes o simplemente para antes de entrar a una iglesia, ya que el pensamiento era que no se podía purificar el alma con el vientre lleno de heces y residuos, primero había que limpiar el cuerpo para poder limpiar la mente.

 

Tipos de Ayuno intermitente

Durante los último años, el ayuno intermitente se ha vuelto el más popular y cada vez son más los que lo practican con éxito, Veamos los más comunes:

Ayuno 16/8

El ayuno 16 8 es el más practicado en la actualidad. Consiste en una ventana de 16 horas sin consumir ningún tipo de alimento.

Se suele recomendar no desayunar y esperar hasta la hora de comer, sin embargo, tras probar y observar diferentes métodos, recomiendo desayunar pronto (tampoco hace falta que lo hagas nada más levantarte) y hacer una cena temprana. De esta forma se absorben mejor los nutrientes por lo general, ya que las enzimas digestivas se reducen a la mitad durante la noche.

Probablemente duermas mejor en cuanto te acostumbres, el tiempo de adaptación puede variar pero suele ser de una a tres semanas normalmente. Además la capacidad de reparación del organismo mientras duermes aumentará, ya que tu cuerpo no necesitará gasta energía en la digestión. No obstante, te recomendamos que utilices el método que mejor se adapte a tus necesidades, ya que todos somos diferentes.

Ayuno de 24 horas o 23/1

La mayoría de beneficios notables del ayuno, comienzan al superar entre 16 y 18 horas sin comida, por eso este ayuno es mi favorito, ya que en este periodo de tiempo es cuando realmente se pueden estimular las reacciones hormonales que traen tantos beneficios. Sin embargo, hacerlo a diario durante largos periodos de tiempo puede tener consecuencias negativas.

Una vez por semana suele funcionar muy bien. Hacer la única comida demasiado tarde no es la mejor idea, entre las 10:00 y las 17:00 aumentará la absorción de nutrientes y se facilitará la digestión.

Debería ser una comida bastante completa, pero esto no significa que comas hasta que revientes, para eso es preferible repartir la misma cantidad en dos comidas (ayuno 20/4) y tu cuerpo lo asimilará mucho mejor.

Ayuno 12/12

Realmente no es un ayuno prolongado, simplemente es el tiempo normal que debería pasar entre la cena y el desayuno del día siguiente. Suele ser la mejor opción entre diario, aunque obviamente no alcanzarás los beneficios los beneficios mencionados anteriormente si no lo combinas con un ayuno más prolongado de vez en cuando.

Ayuno terapéutico prolongado ¿Qué ocurre en tu cuerpo?

El ayuno terapéutico prolongado es el más agresivo a realizar y normalmente el más efectivo en cuanto a desintoxicación se refiere. Antes de realizarlo deberás asegurarte de no tener ningún tipo de contraindicación de las indicadas abajo. Veamos lo que ocurre en las diferentes fases del ayuno:

Primera fase

Suele comenzar  entre 24 y 72 horas  sin consumir ningún tipo de alimento, aunque esto varía dependiendo del individuo. El cuerpo consume la energía en forma de glucosa del hígado, la sangre y el glucógeno muscular mediante la gluconeogénesis. Normalmente se tiende a estar algo cansado y posiblemente con dolor de cabeza, pero normalmente se pueden realizar sin problema las actividades diarias.

Segunda fase

Esta es la etapa crucial para curar la adicción a las carbodrogas. Durante esta fase probablemente no sientas demasiado hambre, ya que los niveles de glucosa en sangre comenzarán a disminuir debido a que las células beta del páncreas dejarán de segregar insulina y se empezará a combinar la quema de músculo con la quema de cuerpos cetónicos,

La cetoadaptación puede tardar más o menos tiempo según el estado de salud de cada uno (normalmente entre los 14 y 23 días se consiguen buenos niveles de cetonas/glucosa). Como ya sabrás si has leído más artículos de esta página, los cuerpos cetónicos tienen un efecto cardioprotector y antiinflamatorio, la cetosis probablemente se irá acentuando con el paso de los días y volviéndose mucho más profunda.

Tercera fase

Esta es la fase que puede resultar más peligrosa del ayuno y a la que no se debe llegar sin una supervisión profesional. Ahora es cuando comienza la autofagia y el cuerpo empieza a alimentarse de sus propios tejidos consumiéndose poco a poco. Suele empezar entre los 21 y 75 días, dependiendo en gran medida de la adaptación al ayuno, reservas de grasa y muchos otros factores. El cuerpo probablemente te avise con una aparición de hambre feroz.

Hay personas que han realizado ayunos completos de agua de 90 días para sanar enfermedades. metabólicas.

 

Síntomas negativos de un ayuno

  • Dolor de cabeza: Los primeros días es probable que tengas dolor de cabeza, esto no es más que un síntoma de desintoxicación de tu cuerpo procesando toda esa basura que has estado consumiendo durante años.
  • Lengua blanca y boca pastosa: La lengua es otro órgano de desintoxicación del cuerpo, probablemente se torne blanca. Muy importante mantener una buena salud bucal nada más levantarse y antes de acostarse (como mínimo), los cepillados de dientes y enjuagues con aceite de coco son una opción ideal. No se te ocurra intoxicar más el cuerpo con pastas de dientes convencionales llenas de flúor y de químicos tóxicos.
  • Olor corporal pestilente: Tu cuerpo está desintoxicando toda esa basura acumulada durante años, esto puede producir mal olor corporal, heces pestilentes y orina muy ácida. Es importante bañarse un par de veces al día, recomendable frotar el cuerpo con una esponja natural de fibra para ayudar a desintoxicar todas las impurezas.
  • Mareos: Probablemente al poco tiempo de empezar (entre 1 y 4 días) notarás que tu cuerpo funciona más lento, no te levantes de golpe porque puedes perder el equilibrio, siempre de forma lenta y controlando el movimiento. Si aún así notas que te caes, siéntate de nuevo y vuelve a intentarlo en cuanto te sientas bien.
  • Sarpullidos, granos y erupciones en la piel, también suelen ser un síntoma de desintoxicación, probablemente, todos esos hongos y bacterias alimentadas de azúcar, estén muriendo y saliendo de tu cuerpo, provocando toxinas y causando mal olor.
  • Quema de músculo: No solo quemarás grasa, sino también músculo, cuanto menos cetoadaptado estés, más músculo quemarás, ya que a tu cuerpo le costará más pasar de guconeogénesis a cetosis.

Advertencia: Si cualquiera de estos síntomas se acentúa demasiado o simplemente lo consideras necesario, deberías detener el ayuno cuanto antes. Probablemente estés demasiado intoxicado y tu cuerpo no pueda procesar de manera eficiente todos los residuos. En este caso, puedes practicar la dieta cetogénica (correctamente) por un mes y volver a intentarlo cuando ya hayas limpiado parte de esas toxinas.

Consejos para un ayuno prolongado

Ayuno de agua
La tribu Hunza es conocida por su alta longevidad y sus miembros practican ayunos de forma estacional todos los años. Tal y como lo tiene prevsto la naturaleza.

Hay muchos trucos que podrían multiplicar la efectividad del ayuno:

  • Bebe agua mineral de gran calidad, si está en botella de plástico, estarás contaminando tu cuerpo con bisfenoles (disruptores endocrinos estrogenizantes). La mejor opción es ir a un arroyo o pozo en plena naturaleza a gran altura, donde no haya ningún tipo de civilización cercana y el agua esté corriendo continuamente. La cantidad necesaria dependerá de la persona, pero procura no deshidratarte. Puedes ponerle una pizca de sal de mar o de roca.
  • No beber agua destilada, al menos en grandes cantidades, ya que absorberá los minerales de tu cuerpo, ysi bien es cierto que puede ayudar levemente con calcificaciones, puede ser peligroso beber demasiada.
  • No hacer el conocido ayuno de zumos de frutas dulces, muy probablemente esto te de una ansiedad por dulce tremenda y además de costarte mucho más, no entrarás en cetosis o lo harás de forma muy leve. Con este ayuno perderás peso y quemarás grasa, pero también mucho más músculo. Esto tasmbién puede traer muchos otros perjuicios que no trataré aquí.
  • Aunque tecnicamente no se considere ayuno, el té de romero, orégano, propóleo y otras plantas desintoxicantes, puede ayudar a matar los parásitos de tu cuerpo. Combinado con un jugo de zanahoria por la mañana puede ser letal.
  • No hagas ejercicio: El primer día puedes hacer algo de actividad sin problema, pero a partir del segundo, te notarás más cansado y no te apetecerá, es tiempo para reparar el cuerpo y dejarlo descansar, no para someterlo a más estrés. Aunque te recomiendo moverte todos los días, caminar al ritmo que puedas un kilómetro para ayudar a activar la circulación de tu cuerpo y remover las toxinas.
  • Planifica bien lo que vas a hacer durante el ayuno: Escoge un periodo de tiempo en el que no tengas que trabajar ni hacer nada que te vaya a suponer demasiado esfuerzo. Lo mejor sería leer sobre el ayuno (siempre de fuentes fiables), lo cual te ayudará a seguir concentrado inconscientemente. Procura hacer en un lugar natural y apartado de la civilización, es un periodo de desintoxicación, tanto física, como mental. Esto te ayudará a llevarlo mucho mejor y a multiplicar los beneficios físicos y mentales.
  • Practicar meditación puede ser una buena idea, si eres constante probablemente te sorprendas de la gran práctica que puede ser durante el ayuno.

¿Cómo romper el ayuno?

Si después del ayuno te comes una barra de pan con queso cada día, lo mejor probablemente sea que no ayunes. A largo plazo es probable que desarrolles problemas de tiroides y tu cuerpo comience a quemar músculo durante el ayuno. Si conoces esta web ya tendrás una idea de los alimentos más saludables y los más peligrosos por lo general.

Tan importante como hacer un buen ayuno es saber salir de él, cualquier alimento tanto bueno como malo, tendrá un impacto mayor en tu salud. Aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar:

  • Empezar comiendo muy poca cantidad y simplemente caldo: Un buen caldo de huesos puede ser la opción ideal. El error más común es exceder la cantidad, comprueba siempre como es tu digestión antes de aumentarla.
  • Por la mañana, jugos de zanahoria sin fibra: Esto estimulará la desintoxicación del colon y la muerte de bacterias dañinas.
  • Comer solamente verduras durante los primeros días: Cocinadas levemente, masticándolas a conciencia y en pequeñas cantidades, ya que esto facilitará la digestión y evitará que se queden sin digerir en el intestino. Brócoli, coliflor, acelgas, kale…
  • Un par de tazas al día de té: Puede ser una idea fabulosa tomar té de orégano, clavo, moringa, etc.
  • No comer ningún tipo de comida basura: Incluyendo bebidas consideradas probióticas cargadas de azúcar.

Es muy común comer arroz y comidas típicas de dieta blanda, esto sólo hará que la cándida y las bacterias malignas del intestino crezcan más aún, disminuyendo las cepas de bacterias protectoras que están debilitadas. Tenemos que cuidar al máximo nuestra microbiota, ya que está relacionada directamente con el estado de salud de cualquier ser humano.

El tiempo de adaptación a una alimentación normal debería llevar el mismo tiempo que ha llevado el ayuno. Es decir, 21 días de ayuno 21 días hasta llegar a tu alimentación habitual.

Peligros del ayuno

Cada persona que decide realizar un ayuno, obviamente lo hace bajo su propia responsabilidad, así que infórmate bien antes de realizarlo. Aquí simplemente te contamos la verdad con el fin de que conociéndola puedas tomar tus propias decisiones y mejorar tu vida. Aquí tienes algunas de las contraindicaciones más comunes.

  • Para mujeres con problemas de tiroides puede ser perjudicial: Si bien es cierto que al principio perderás peso, pero a largo plazo te puede traer problemas, especialmente si lo realizas de forma continuada. Repara tu tiroides primero, cetoadáptate y después prueba poco a poco, pero no hagas ayunos intermitentes a diario durante largos periodos.
  • En caso de que no lleves una dieta saludable sin comida basura ni alimentos procesados, no deberías hacer el ayuno en ningún caso, ya que tu salud se resentirá a largo plazo si sometes al cuerpo a ese estrés de forma continua y es muy probable que desarrolles una adicción por la comida.
  • Comienza el ayuno de forma gradual con mini ayunos preparatorios: En vez de empezar a ayunar una semana de primeras sin haber ayunado durante toda tu vida, es más recomendable realizar un ayuno de 24 horas durante una semana, otro de 48 durante la siguiente, otro de 72 y por último el de una semana. Así tu cuerpo se irá acostumbrando, te cetoadaptarás más fácilmente y los síntomas de desintoxicación disminuirán.
  • No te pegues un atracón de comida basura antes del ayuno: Esta es la idea más idiota posible que se te puede ocurrir antes de ayunar y sin embargo es muy frecuente. Hará que el ayuno sea mucho más difícil de levar durante los primeros días y luego tendrás que desintoxicar toda esa porquería. Cuando quieres hacer algo que es malo para tu salud durante una vez más, es simplemente una excusa de tu mente perdedora para evitar hacer lo que tienes que hacer y saciar tu adicción a las carbodrogas, y normalmente nunca es solo una vez más.
  • Ayuno intermitente combinado con ejercicios de baja intensidad puede traer problemas a largo plazo: Esto disminuirá la hormona de crecimiento y después de un periodo largo de tiempo puede dañar la tiroides, articulaciones y pocos órganos se salvarán de la catástrofe. Plantéate dejar el running y comenzar a hacer ejercicio funcional que no te haga parecer un personaje de “The Walking Dead”. Si estás adicta al running debido a las endorfinas que te tienen enganchada, al menos combinarlo con otros ejercicios más funcionales.

No todos somos iguales

Ahora vamos a imaginarnos un hombre de mediana edad, digamos que se llama Antonio, él quería bajar esos kilos de más y ha leído sobre los innumerables beneficios de hacer ayuno. Entonces decide que tiene que tomar las riendas de su salud y comienza a practicar el ayuno intermitente 18/4 junto con la dieta cetogénica. A los dos meses ha bajado 30 kilos y se siente como nunca, con energía, fuerza, sin inflamación, más músculo, sin ansiedad por dulce y por supuesto, mucho más ligero.

Ahora vamos a suponer otro caso, esta es Marta, una mujer de unos 40 años que al igual que Antonio ha oído maravillas del ayuno intermitente, decide empezar y las dos primeras semanas todo parecía ir sobre ruedas, perdió peso y se sentía con más energía, hasta que de repente su azúcar en sangre empezó a dispararse sin motivo aparente y comenzó a sentir hambre voraz de forma repentina, las manos frías, cansancio e incluso comenzó a perder pelo. Asustada acude al médico que le dice que eso era una locura y que jamas vuelva a intentar nada similar, le receta unas pastillas y se queda tan agusto. Entonces Marta probablemente comience a comer bajo en grasa y muera unos años después de cáncer u otra enfermedad metabólica.

El ayuno no es para todo el mundo, normalmente las mujeres con problemas de tiroides que lo realizan continuamente a largo plazo, suelen tener problemas.

Preguntas frecuentes sobre el ayuno

Aquí tienes unas cuantas preguntas habituales a la hora de ayunar:

¿Cuál es el mejor ayuno?

Todo depende de cada caso, pero el más curativo de acuerdo a mi experiencia es el estacional, es decir, ayunar un par de veces al año. El ayuno de Jesucristo de 40 días es básicamente la época en la que termina el invierno y comienza a haber alimentos disponibles. Con esto no digo que tengas que estar 40 días ayunando, todo depende de cada persona.

Ayunar un par de veces al año durante una semana puede ser una buena opción. Durante el resto del año, los ayunos que mejor funcionan suelen ser los 23/1 durante un día a la semana, el resto de días suele ir bien hacer un 12/12.

Si se ayuna 16/8 a diario durante varios meses seguidos, en algunas personas puede traer problemas (especialmente en mujeres) como pérdida de cabello o ansiedad repentina por dulce, debido a la ralentización del metabolismo y la estimulación de la gluconeogénesis.

¿Cuál es el tiempo máximo para un ayuno?

Depende de cada persona, pero la autofagia (obtención de energía a costa de los órganos internos) suele empezar a partir de los 40 días. Normalmente esto es fácil de detectar ya que habrás pasado de no tener hambre a tener un hambre voraz, tu cuerpo le está dando la señal a tu cerebro de que necesita un sustrato.

¿Puedo seguir ayunando después de entrenar?

Por supuesto, de hecho no perderás músculo si lo haces en las condiciones adecuadas. Ya que en este caso se disparará la hormona de crecimiento. No necesitas hacer un post entreno nada más entrenar cada vez que entrenes, de hecho el cambio de alimentos y horarios hace que tu cuerpo absorba mejor los nutrientes.

Y tú, ¿Qué ayuno practicas? Para cualquier duda o sugerencia, déjanos un comentario y te responderemos.